sábado, 1 de septiembre de 2018

EUPV-ALTURA SACA ADELANTE UNA MOCIÓN EN EL AYUNTAMIENTO PARA ELIMINAR LA RELIGIÓN DE LA ESCUELA PÚBLICA

  

Momento en el que Izquierda Unida y PSOE votan a favor de la moción de Izquierda Unida


Tras las reacciones que se han vivido en nuestra población derivadas de la elección de nuestro colegio público como piloto para la implantación de la religión islámica, el Grupo Municipal de Esquerra Unida en el ayuntamiento de Altura presentó ya el pasado 1 de agosto una moción para eliminar cualquier tipo de religión de la escuela pública, ha llegado el momento de solicitar a las instituciones correspondientes que se modifique toda la legislación necesaria para que sea posible eliminar cualquier religión de la escuela pública.
El Pleno ordinario del pasado jueves 30 de agosto se trato la moción en el orden del día y el resultado fue de 7 votos a favor, Esquerra Unida y PSOE, y 4 votos en contra del PP. Para la defensa de la moción la concejala de Esquerra Unida, Elena Cáceres, hizo una exposición de argumentos que pasamos a transcribir literalmente y que deja muy claro cuáles son los motivos que nos han llevado a presentar esta moción de defensa de la laicidad en las escuelas públicas:
ARGUMENTARIO PARA LA MOCIÓN DE IZQUIERDA UNIDA (Elena Cáceres)
   La escuela pública que defendemos se asienta sobre una serie de principios que, desde hace unos años, han sido atacados de una manera premeditada y planificada milimétricamente por las políticas neoliberales que en los últimos años han orientado las actuaciones de los Ministerios de Educación y de la Conselleria correspondiente de la Generalitat Valenciana, bajo el control de Partido Popular. 
  La escuela que defendemos es una escuela pública, gratuita, compensadora de las desigualdades, inclusiva, promotora de valores de solidaridad y justicia, formadora de una ciudadanía crítica y activa que trabaja día a día por conseguir una sociedad libre, justa e igualitaria, respetuosa con las conciencias del alumnado y sus familias y que se convierte en un ámbito con tolerancia cero hacia cualquier tipo de discriminación por causa de la posición económica, raza, orientación sexual o creencia religiosa, evaluando únicamente en función del mérito, capacidad, esfuerzo y actitud del alumnado Sin embargo, el pacto constitucional de 1978 cerró un acuerdo en falso, en aras de un pretendido consenso, en el que se intentó compaginar el derecho a la educación con la libertad de enseñanza, entendida fundamentalmente como la capacidad de crear centros educativos por parte de la iniciativa privada y como el derecho que asiste a las familias de elegir la formación moral y religiosa que recibirían sus hijos en los centros educativos. 
  Tal vez, en aquel momento histórico no hubo otra posibilidad o no se permitió que la hubiera. El peso de la Iglesia Católica en el sistema educativo durante el Franquismo consiguió blindar una posición de privilegio mediante el Instrumento de Ratificación del Acuerdo entre el estado español y la Santa Sede sobre Enseñanza y Asuntos culturales, firmado en la ciudad del Vaticano el 3 de enero de 1979, cuando no hacía ni un mes que se había aprobado en referéndum la Constitución de 1978.
   La evolución de la sociedad española, al amparo de los derechos reconocidos en la Constitución, obligó a firmar acuerdos de cooperación con la Federación de Entidades religiosas Evangélicas de España, con la Federación de Comunidades Israelitas de España y con la Comisión Islámica de España el 10 de noviembre de 1992. Finalmente, se fijó el currículo del área Religión Islámica de la Educación Primaria por Resolución de 26 de noviembre de 2014 (BOE de 11 de diciembre de 2014). 
  Como es conocido, en el contexto del marco legal configurado por la legislación mencionada –consolidada, entre otras, por leyes orgánicas como la de Libertad religiosa, la del derecho a la Educación y la LOMCE- se anunció por parte de la Conselleria la intención de implantar para el curso 2018/2019, con carácter experimental, la enseñanza de Religión Islámica en el colegio público de Altura. No nos extenderemos en el desarrollo de los lamentables acontecimientos y desafortunadas manifestaciones públicas delante de esta medida ajustada estrictamente a la legalidad vigente, pero que ha evidenciado no solo la política errática de la conselleria que dirige Vicent Marzà sino la falta de coraje de quienes ocupan el Govern de la Generalitat y la instrumentalización política de la educación del conflicto generado por parte del PP, en un claro intento de desprestigiar la educación pública en favor de la privada y concertada sostenida con fondos públicos, beneficiada descaradamente en los últimos años por una política de recortes que han pretendido convertir la escuela en subsidiaria, destinada a atender las necesidades educativas del mundo rural, de las personas con discapacidad, de las minorías étnicas y religiosas, de los pobres. 
   Pero el conflicto sigue. Habrá que arbitrar medidas educativas, pero también políticas, económicas y sociales si queremos creer en una sociedad armónica con una convivencia pacífica, basada en la tolerancia y el respeto. Es lamentable lo que se ha vivido y no puede repetirse. El Colegio Público de Altura, que tanto ha trabajado por la inclusión, se ha visto abandonado a su suerte, puesto a los pies de los caballos, indefenso ante los ataques de personas aleccionadas ideológicamente para insultar y desprestigiar a trabajadoras y trabajadores de la enseñanza, funcionarias y funcionarios públicos que lo único que han hecho ha sido cumplir con la legalidad.
   Somos conscientes de que la moción que presentamos se enfrenta a obstáculos casi insalvables, pero pensamos que –desde el máximo respeto a las creencias religiosas de las personas- la única posibilidad de conseguir esa escuela pública, gratuita, de calidad, compensadora de desigualdades, promotora de valores de solidaridad y justicia, formadora de una ciudadanía crítica y participativa es que también sea laica y para ello es necesario instar al Gobierno de la nación y al de la comunidad a la derogación de la normativa que en estos momentos hace posible impartir enseñanza religiosa en el currículo escolar.
  En EUPV siempre hemos defendido una escuela pública, laica, de calidad e igualitaria. No podemos consentir que se viertan comentarios como los que hemos podido oír y leer estos últimos días de corte xenófobo, racista e intolerante.
  En EUPV apostamos por la laicidad en los centros escolares, no queremos que se dé Religión en los colegios, pero simple y llanamente porque entendemos que es un tema que queda dentro de la esfera de lo privado y la escuela pública no es el lugar más adecuado para enseñar Religión, pero ya no islámica, sino en general de todas las que hay en el mundo.  Respetamos todas las religiones, como no puede ser de otro modo, y también la opción de las personas de practicar la fe que consideren, nunca lo pondremos en evidencia, pero no en los centros escolares públicos, los centros escolares públicos están para otras cosas, para una educación integradora donde realmente no se separe a las personas en función de la religión que profesen, y mucho nos tememos que con los últimos movimientos generados en Altura, hemos conseguido cargarnos todos los avances que en materia de integración se habían conseguido hasta hoy.
 Después de esta intervención tomo la palabra la portavoz adjunta del PSOE,  para solicitar la inclusión en los acuerdos de esta moción de una solicitud que aunque ya estaba contemplada en el primer acuerdo de modo más generalizado, pasaba a concretar el instar al Gobierno y a las Cortes Generales a la derogación inmediata de los artículos de la LOMCE que retiraron la autonomía y el gobierno democrático a los centros educativos. Evidentemente Esquerra Unida no tuvo ningún reparo y dicho acuerdo se le sumo a la moción.
 En la explicación del voto en contra por parte del PP, tomo la palabra la concejal Carmen Lozano quien apeló a los artículos de la Constitución 16 y 27 recordando precisamente que habría que cambiarla, justo vino a decir lo que, de alguna manera, exigíamos en la moción dentro del acuerdo principal por el que solicitamos:
“Instar a las instituciones que proceda a que se modifique toda la legislación necesaria para que sea posible eliminar cualquier tipo de religión de la educación pública.”
  Por lo tanto y después de esa “explicación" por parte del PP en la que también recordaron que no estaban en contra de ninguna religión y que solo se oponen a “la que vulnere los derechos de cualquier mujer”  se cerró este tema y se continuo con el siguiente punto del orden del día.

La moción la podéis encontrar pinchando este enlace: https://www.dropbox.com/sh/bim7iup7h313s3v/AAAOIiHsfaObfZzmmEmcwwDXa?dl=0&preview=MOCI%C3%93N+RELIGI%C3%93N+FUERA+DE+LA+ESCUELA.pdf



                                                                                   



No hay comentarios:

Publicar un comentario